HOARD'S DAIRYMAN EN ESPAÑOL          

La Revista Lechera de Vanguardia

Septiembre 2017, No. 273

   

EDITORIAL

La leche orgánica perjudica a los productores convencionales

por Dr. Abelardo Martínez, D.V.M., Ph.D.

       Durante el 14 Congreso Holstein de las Américas, celebrado el pasado mes de julio en Querétaro, México, repartimos gratuitamente ejemplares de nuestra edición del mismo mes entre los asistentes. Llamó la atención mi artículo “La leche orgánica que no es orgánica”, desatando toda serie de comentarios, tanto desfavorables como favorables.
       Entre los comentarios desfavorables, nos dijeron que, “siendo nuestra revista una publicación al servicio de los productores de leche, no deberíamos atacar a la leche orgánica, pues es un nicho de mercado que ha permitido que sobrevivan muchas granjas lecheras que de otra manera hubieran desaparecido”. Otro comentario desaprobatorio que hizo otra persona fue que la leche orgánica es mejor porque no contiene aditivos.
       Sin embargo, la inmensa mayoría de los comentarios fueron favorables. Destaca la opinión de una investigadora que hizo estudios comparativos entre explotaciones convencionales y “orgánicas” en Nueva Zelanda y Argentina. En sus investigaciones, encontró que el problema principal que enfrenta la producción de leche orgánica es la mastitis. “Cualquier problema de mastitis que se presenta en una vaca lechera causa graves problemas no sólo para el bolsillo del productor de leche, sino también para el bienestar en la vaca. Primero le untan al pobre animal ungüentos y lociones con ingredientes vegetales en la ubre, y usan toda clase de remedios empíricos. La vaca sufre así varios días con dolor y en ocasiones con fiebre y grandes molestias, hasta que no queda más remedio que ponerle antibióticos”, dijo y agregó: “Finalmente, esa leche termina no siendo orgánica”, pero en el lapso intermedio se vio afectado el bienestar del animal y el productor habrá perdido importantes cantidades de dinero”.
       Sin embargo, el comentario más impactante provino de un productor de leche que dijo que todos los productores de leche orgánica son enemigos no sólo de la leche convencional, sino de la industria lechera en general. “Con su propaganda, basada en el miedo y en falsedades de supuestas ventajas para la salud y nutrición humana, ninguna de las cuales ha sido comprobada, hacen creer a los consumidores que la leche convencional es una clase de veneno que no deben tomar”.
       Confieso que no me había puesto a reflexionar debidamente el daño indirecto que causan los productores de leche orgánica, no sólo a los productores convencionales, sino a sí mismos, pues terminan por asustar a los consumidores, que entonces deciden dejar de tomar leche por completo (entre otras razones porque la leche orgánica es más cara) y optan por consumir pseudoleches vegetales. “Nada hay más dañino que un productor que ataca a otro productor”, le podría contestar a quien me dijo que no atacara a los productores de leche orgánica, pues, con sus campañas de miedo, son los que están contribuyendo en mayor grado a que la gente deje de tomar leche de vaca.

VISITE NUESTRAS SECCIONES