HOARD'S DAIRYMAN
SUSCRÍBETE A LA REVISTA
SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

NUTRICIÓN Y AGRONOMÍA

Alimentación
El subibaja de la inflamación y las grasas,
por Matthew Kuhn, D.V.M.

  La inflamación es una respuesta, cuidadosamente orquestada, a un desafío que involucra la comunicación estrechamente regulada tanto entre las células como adentro de cada una de ellas. Cuando está coordinada apropiadamente, la inflamación permite la detección, aislamiento y destrucción de un patógeno. Además, debe resolverse de manera oportuna, permitiendo que sane el tejido y regrese a su función normal.

La calidad sólo cuenta cuando llega a la vaca,
por Tom Kilcer

  Los cereales de grano pequeño, utilizados como forrajes de invierno, como el triticale y el centeno, están creciendo en popularidad no sólo en zonas frías, sino también en regiones templadas. Con manejo respaldado por investigaciones, las producciones han aumentado de 3.7 a 5 toneladas de materia seca por hectárea (23 a 30 toneladas de ensilado por hectárea) en establos lecheros de Nueva York. La calidad es muy alta, con porcentajes de proteína llegando a 18 a 20% y niveles de energía cercanos a los del ensilado de maíz.

¿Cómo se absorben los minerales?
Por Abelardo Martínez

  Para que la vida exista, se requieren varios minerales. En los mamíferos, siete de estos minerales son esenciales: El calcio (Ca), fósforo (P), magnesio (Mg), sodio (Na), potasio (K), cloro (Cl) y azufre (S). Estos minerales deben estar presentes en cantidades relativamente grandes en la dieta (en gramos o décimas de gramo por día en la vaca lechera). A estos elementos se les llama “macrominerales”.

Hoard’s West
Manejando los costos de alimentación en tiempos de márgenes estrechos,
por Steve Martin

  Un nutricionista lechero necesita lograr un buen balance entre la biología y la economía. En tiempos de márgenes negativos y estrechos de utilidades, parece que invierto más tiempo pensando y hablando sobre economía y biología.

Práctica Bovina
Alimentación con una RTM compacta: Un bolo fácil de tragar,
por Mark E. Fox, D.V.M.

  No me gustan los licuados vegetales. Sé que a mucha gente les gustan mucho, pero para mí, tienen algo que pienso que sabe a una mezcla de yerbas de pantano, extracto de proteínas de soya y algas marinas que simplemente me es desagradable.

Los bichos buenos y los bichos malos en los campos de alfalfa,
por Ev Thomas y Dan Wiersma

  Frecuentemente, los agrónomos y algunas veces los productores, usan trampas (redes) para insectos para determinar si las poblaciones de ciertos insectos son lo suficientemente altas como para ameritar la aplicación de insecticida. Un barrido de los treinta centímetros superiores de las plantas de alfalfa en un cultivar, frecuentemente revela una variedad amplia de insectos, incluyendo varias especies que son benéficas, y que atacan y se alimentan de otros insectos que son considerados plagas.




VISITE NUESTRAS SECCIONES