HOARD'S DAIRYMAN EN ESPAÑOL          

La Revista Lechera de Vanguardia

Septiembre 2017, No. 273

   

Una guía moderna para balancear el pH de la vaca lechera

       La acidosis ruminal subaguda (ARSA) es un riesgo ocupacional para los hatos lecheros actuales.

       Si los productores de leche pudieran ver dentro del rumen de sus vacas, se darían cuenta que el ambiente puede fluctuar a lo largo del día. Es más, fluctúa muy frecuentemente y por periodos prolongados. El tiempo que el pH dura por debajo de 6.0 es conocido como acidosis ruminal subaguda (ARSA)1.

       Mientras que individualmente las vacas no siempre muestran signos evidentes inmediatos, la ARSA siempre está presente. De hecho, se estima que los costos de la ARSA son de 1.12 dólares por vaca diariamente2, 3, lo que hace que sea reconocida como el problema nutricional más importante del ganado lechero a nivel de hato2,4, dice Anthony Hall, MSc, MSB, PAS, especialista de servicios técnicos para rumiantes de Lallemand Animal Nutrition.

       “Este periodo es importante porque el pH de menos de 6 tiene efectos negativos sobre la actividad de las bacterias celulolíticas y la digestión de la fibra. Varios estudios han mostrado que el ambiente ruminal puede ser expuesto a ARSA por hasta 11.8 horas diariamente, lo que quiere decir que estarán casi medio día con problemas digestivos(5)”, dice Hall.

       Incluso el ganado alimentado con raciones integrales totalmente mezcladas (RTM) y a los que se les han adicionado amortiguadores de acidez (buffers) en la dieta, como el bicarbonato de sodio, estarán en riesgo, dependiendo del patrón de consumo de alimento de cada vaca, señala el especialista2,4.

       “El pH del rumen variará a lo largo del día, lo que puede provocar cambios en la microbiota ruminal y dañar la pared del rumen. Esto puede significar pérdidas en producción de leche y eficiencia alimenticia(2,4). Además, una vez que las vacas sufren ARSA, pueden volverse más susceptibles si son expuestas de nuevo a pH bajo(5)”, dice Hall.

       La ARSA es reconocida como un síndrome a nivel de hato, pero el riesgo no es el mismo para todas las vacas. Hay un buen número de factores que predisponen a la ARSA a las vacas recién paridas, de inicio de lactancia, altas productoras y de mitad de lactancia en cualquier hato. Los aditivos probióticos para el alimento que pueden mejorar la función ruminal y aumentar la digestión de la fibra – como Levucell® SC – pueden ayudar a minimizar la función ruminal en todas las fases de la vida del ganado lechero.

       “Optimizar la función ruminal puede ayudar a la vaca lechera moderna a mantenerse por encima de la ARSA”, señala Hall y agrega: “Los beneficios para los productores pueden ser algo más que unos cuantos centavos”.

1 Russell, J.B. and D.B. Wilson, 1996. ¿Por qué son las bacterias celulolíticas incapaces de digerir la celulosa a pH bajo? Journal of Dairy Science, 79:1503-1509

2 Enemark, J.M.D., 2008. Monitoreo, prevención y tratamiento de la acidosis ruminal subaguda: Una revisión. The Veterinary Journal, 176:32-43

3 Kleen, J.L. y C. Canizzo, 2012. Incidencia, ocurrencia e impacto de la ARSA en hatos lecheros. Animal Feed Science Technology, 172:4-8

4 Oetzel,G.R., 2007. Acidosis ruminal subaguda en hatos lecheros, fisiología, patofisiología, depresión de la grasa de la leche y manejo de la nutrición. American Association of Bovine Practitioners, 40 Conferencia Anual, Vancouver, Columbia Británica.

5 Beauchemin, K. y G. Penner, 2009. Nuevos hallazgos en el conocimiento de la acidosis ruminal en vacas lecheras. Tri State Nutrition Conference, Abril.

Para mayor información, póngase en contacto con:
Bernardo Ramírez
Lallemand Animal Nutrition
+011528331558096
bramirez@lallemand.com


© 2014. Biotal es una marca registrada de Lallemand Animal Nutrition. No todos los productos están disponibles en todos los mercados y no todas las atribuciones de los productos son permitidas en la etiqueta en todas las regiones.




01/09/2015

VISITE NUESTRAS SECCIONES