Boletín Hoard's Dairyman en español



Cubrir el ensilado le ahorra dinero

por Abby Bauer




Después de la cosecha del maíz, un trabajo enorme que debe completarse oportunamente después de cortar, es cubrir pilas y búnkeres. Esta es una tarea que requiere muchas manos y mucho trabajo duro. También requiere las herramientas necesarias para llevarla a cabo exitosamente.

Ya sea como capa adicional o incorporado al plástico de ensilar, los plásticos de barrera de oxígeno han demostrado reducir la infiltración de oxígeno en las capas superiores del ensilado, disminuyendo las pérdidas de materia seca. Este plástico representa un costo más alto, pero de acuerdo con Donna Amaral-Phillips, extensionista en la Universidad de Kentucky, vale la pena pagarlo, según dijo en el boletín electrónico de Kentucky Dairy Notes.

Amaral-Phillips escribió que los productores que utilizan un plástico de barrera de oxígeno tienen menos ensilado deteriorado en la superficie y los laterales de pilas y búnkeres. Algunas investigaciones estiman que las pérdidas de ensilado en los primeros 75 cm de ensilado se reducen a la mitad. Compartieron una síntesis de resultados de 41 ensayos de investigación mostrando una reducción promedio del 8% en pérdidas de materia seca en todo el búnker cuando se cubrió con un plástico de barrera de oxígeno, en comparación al plástico estándar.

Si las pérdidas de materia seca se reducen en un 8% en un búnker que mide 6 metros de ancho, 15 de largo y tiene una altura de 2 metros, Amaral Phillips calcula 14.4 toneladas de ensilado adicional disponible. Utilizando los precios de alimentos en Estados Unidos, estimó que el valor nutritivo del ensilado de maíz es mayor a 111 dólares ($) por tonelada. En este caso, el alimento adicional tendría un valor de $1,600.

Incluso con un valor más bajo para el alimento, aún se ahorra dinero. “Con estos ahorros en alimento, utilizar la barrera de oxígeno pagará dividendos”, escribió Amaral-Phillips.

Para obtener el máximo beneficio de la cobertura del silo, dijo que el plástico debe permanecer en contacto con la superficie del ensilado durante el tiempo de almacenamiento. Las ruedas de vehículos o bolsas de arena deben colocarse sobre la parte superior del búnker o de la pila. El plástico utilizado debe resistir los rayos ultravioleta del sol. Si la cubierta de plástico se daña con el viento, alimañas o cualquier otra cosa, debe repararse enseguida. El manejo apropiado de las pilas cubiertas ayuda a capturar el máximo de valor del plástico y mantiene la mejor calidad del alimento para el hato.

La autora es editora asociada Senior de Hoard’s Dairyman


Advertisement

PARA TENER LA INFORMACIÓN MÁS ACTUALIZADA, SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETÍN, ES GRATIS